Javier Fernández y Guillero Martínez.
Javier Fernández y Guillero Martínez. GOBIERNO ASTURIANO. - Archivo

En la rueda de prensa que ha ofrecido el portavoz del Gobierno asturiano, el socialista Guillermo Martínez, han quedado claras las discrepancias en este asunto entre el Ejecutivo asturiano y el PSOE.

"El Gobierno de Asturias siempre ha sido claro, siempre hemos defendido que las decisiones sobre la apertura o cierre de instalaciones como las térmicas no dependan del libre albedrío empresarial", ha dicho Martínez. "Defendemos que el Gobierno tenga la última palabra, este planteamiento se puede sostener desde cualquier punto de vista y mucho más desde la izquierda", ha añadido.

El Gobierno asturiano, presidido por Javier Fernández, ya había respaldado al exministro de Energía, Álvaro Nadal (PP), en su intención de impulsar una ley para impedir el cierre de centrales de generación. Fue a raíz del anuncio de Iberdrola del cierre de sus centrales térmicas, una de ellas ubicada en Asturias.

Sin embargo, los votos del PSOE, partido que también gobierna en Asturias, junto a los de otros grupos como Unidos Podemos, Ciudadanos o PNV en el Congreso sirvieron para rechazar la tramitación de una ley de esas características.

Cuando se le ha preguntado por la explicación de esa disparidad de criterios entre dirigentes del mismo partido, Martínez ha insistido en que la posición del Gobierno asturiano "no ha variado", es "coherente", "firme" y "clara".

Ha advertido que para el Ejecutivo autonómico asturiano es "inaceptable" cualquier propuesta de transición energética que se base en el cierre "precipitado" de centrales térmicas.

En cuanto a si el Gobierno asturiano tiene previsto algún tipo de acción para superar esas diferencias con el PSOE, Martínez ha recordado que ya ha trasladado sus planteamientos en diferentes ocasiones al Gobierno de España.

Consulta aquí más noticias de Asturias.