El hecho de que la Región de Murcia esté entre las comunidades con los sueldos y pensiones más bajas del país, preocupa sobre todo a la sociedad con los salarios más bajos, que sufren directamente la pérdida de poder adquisitivo cuando se incrementan los bienes y servicios de primera necesidad (electricidad, alquiler, combustibles), añade en comunicado de prensa.

Así, UGT reclama aplicar los criterios del pacto salarial del AENC, sobre todo para que ningún trabajador tenga un sueldo inferior a 1.000 euros al mes y revertir las medidas más agresivas de la reforma laboral, para mejorar la calidad del empleo.

También reclama soluciones "inmediatas" para poner coto a un aumento desproporcionado de los beneficios de algunos sectores, a costa del bolsillo de los ciudadanos, e insta a aprovechar el periodo de crecimiento para cambiar nuestro modelo productivo, apostando por más industria, más I+D, más formación y empleos de calidad.

"Nuestra organización ve necesario una mayor regulación en la formación de precios del sector eléctrico, dotándolo de mayor transparencia y con un trato fiscal especial como bien de primera necesidad, implementando un mayor control del mercado eléctrico", explica.

Por último, y en plena recuperación, y mientras aumentan los accidentes laborales debido a la precariedad, no puede ser que las plantillas destinadas a Inspección continúen reduciéndose. Si queremos mejorar, concluye UGT, "hay que vigilar el cumplimiento de las leyes por todos y actuar ante las flagrantes vulneraciones, que en muchos casos son de sobra conocidas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.