El tribunal, que juzgó a treinta presuntos terroristas islamistas procesados en el marco de la 'operación Nova' en 2004 por planear un atentado suicida contra la sede de la Audiencia Nacional, ha decretado la libertad para diez de ellos a la vista de las deliberaciones de la sentencia.

Cinco de ellos seguirán en prisión

No obstante, según han informado fuentes jurídicas, de estos diez, cinco seguirán en prisión porque tienen otras causas pendientes.

Visto para sentencia el 14 de enero

En el juicio, que comenzó a celebrarse el pasado 15 de octubre y quedó visto para sentencia el 14 de enero, los fiscales Dolores Delgado y Pedro Rubira modificaron levemente las penas solicitadas inicialmente para los treinta acusados, para los que reclamaron penas de entre 8 y 43 años de prisión.