Integrantes de la comitiva del PP castellanoleonés desplazada hasta Madrid para asistir al debate de dicha proposición, entre ellos el secretario regional del partido y presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez; la presidenta de la Diputación palentina, Ángeles Armisén, y el secretario de dicha formación en León, Eduardo Fernández, coinciden al reprobar el "doble lenguaje" utilizado por los socialistas en la Comunidad y en Madrid a la hora de defender posiciones contrapuestas.

Así, Vázquez, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha lamentado la oportunidad perdida en un día crucial para los intereses del sector energético y minero de Castilla y León, fundamentalmente de León y Palencia, fruto, insiste, en el "doble lenguaje" utilizado por los socialistas de apoyar determinadas posiciones, como cuando, de común acuerdo con todos los grupos en las Cortes, a excepción de Cs, que se abstuvo, aprobaron sendas propuestas en defensa del sector energético y exigir al Gobierno la toma de medidas y, ahora en el Congreso, votar en contra del mismo objetivo.

La postura en contra del PSOE de aprobar dicha proposición para ampliar las causas por las que se podría denegar la clausura de instalaciones de generación eléctrica, como las centrales de Compostilla (Ponferrada), Velilla del Río Carrión (Palencia) y Lada (Asturias), supone un "jarro de agua fría que significa el cierre de las cuencas mineras", advierte Vázquez.

El dirigente del PP explica que las medidas ahora reclamadas por su grupo ya las había comenzado a aplicar el anterior gobierno con Mariano Rajoy al frente, en aplicación de una reforma del sector energético contemplada por el artículo 53 de la Ley 2013, algo que ahora el PSOE de Sánchez interrumpe en el Congreso, "donde el Partido Popular ha asistido con vergüenza a la intervención de la parlamentaria socialista que ha despreciado la energía y el carbón en Castilla y León".

En la misma línea, la presidenta de la Diputación palentina, Ángeles Armisén, ha reprochado la negativa a esta proposición en el planteamiento de una "triple excusa, de tipo medioambiental, cuando no hay nadie más que los ciudadanos de estas cuencas, sus alcaldes y concejales que defiendan más el medio ambiente; la de la transición ecológica, si bien el PSOE ha perdido una oportunidad de oro para plantear medidas, y la excusa de que no se puede entrar en un sector regulado como el energético".

Con respecto a esta última cuestión, Armisén pregunta al Gobierno socialista por qué si para abrir una central es necesaria una autorización ambiental, por qué no es también preciso otra para su cierre y una serie de requisitos más como los que plantea el PP en su proposición.

La responsable de la institución provincial palentina, que al igual que el anterior critica la postura de Cs, "pues se ha demostrado que no le importa ni el medio rural rechazando una transición razonable del mix energético que contemple el carbón", recuerda precisamente que este año se ha incrementado en un 26 por ciento la factura de la luz, algo que podría evitar este mineral como "factor estabilizador de precios".

"Nadie va a explicar a los ciudadanos y responsables de la Montaña Palentina que una central térmica tiene que innovar para reducir sus emisiones, en lugar de proceder a su cierre", apunta Armisén, mientras que el secretario del PP en León, Eduardo Fernández, califica de "atrocidad para las cuencas y centrales" el rechazo a la proposición del PP y de "cornada definitiva al sector, y los que han dado esa cornada tienen nombres y apellidos".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.