Sin embargo, según ha informado la Junta en un comunicado, todo ello ha sido rechazado por la familia del menor, que este lunes, con el inicio del curso escolar, según ha publicado la prensa provincial, decidió que ninguno de sus dos hijos acudiera a clase, al considerar que su hijo con TEA debe seguir en el mismo colegio donde ha cursado Infantil y, dado que precisa ahora atención especializada con su paso a Primaria, reclama que se le preste en el mismo centro, el Nelson Mandela, donde está también escolarizado su hermano, asegurando que los terapeutas que tratan al menor con TEA dicen que trasladarle sería muy perjudicial para su evolución y también por la pérdida de lazos afectivos con su hermano.

Ante esto, desde Educación se ha señalado que, desde el pasado febrero, "se han mantenido reuniones con la familia, tanto desde los Servicios de Ordenación Educativa y Planificación y Escolarización, como por parte del propio delegado territorial de Educación, Antonio José López, y con la directora general de Participación y Equidad, María Isabel González, con el objeto de establecer diálogo y explicar la propuesta que desde la Consejería de Educación se daba para atender al menor".

Todo ello se ha hecho porque la Junta de Andalucía "tiene como principal objetivo el menor, el cual tiene garantizada la atención especializada que necesita en el Colegio Público de Infantil y Primaria (CEIP) Carlos III, situado a solo 400 metros de su domicilio y donde ya había establecida una aula específica, la cual ha adquirido un perfil TEA para atender a este menor y al resto de alumnado que acogía ya", y donde se le ha ofrecido a la familia del niño con TEA plaza para su hermano, con lo que no se separaría de él.

Además, "teniendo como objetivo al menor", desde Educación "se estableció el pasado viernes diálogo telefónico con la familia, para ofrecerles una nueva valoración especializada del menor, para evaluar las necesidades de apoyo educativo que presenta el alumno en la actualidad, ofrecimiento que fue rechazado por parte de la familia".

Cabe señalar que en la zona de La Carlota, en un radio de 12 kilómetros, "hay cuatro unidades específicas, una en Secundaria y tres en Primaria, por lo que están cubiertas las necesidades de la población existente", y "la demanda de escolarización del menor de La Carlota con TEA está resuelta con todas las garantías educativas en el CEIP Carlos III, donde un especialista en este trastorno le atenderá", a lo que se suma que "se le ha ofrecido a la familia que el hermano sea escolarizado junto con él en el nuevo centro, propuesta rechazada también por la familia".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.