Fernando Clavijo
Fernando Clavijo CEDIDA - Archivo

En la sesión de control, ha comentado que el presupuesto estará orientado a los servicios públicos básicos y a que la recuperación económica "llegue" a las familias, empleos y salarios, reivindicando que la regla de gasto se debe "individualizar" para poder dar inyectar en las cuentas los 598 millones de superávit.

El presidente ha dicho que en los últimos años "Canarias ha sido infrafinanciada", lo que ha "lastrado" los servicios públicos, y ahora, que "entra en plenitud" el acceso al fondo de competitividad y se han cumplido rigurosamente los criterios de estabilidad, "eso no puede ir e contra" de las arcas autonómicas.

Ante las críticas del Grupo Socialista, ha comentado que su Gobierno no va a complementar con recursos propios las pensiones no contributivas porque no va a "sacar dinero de los canarios" para cubrir una competencia del Estado.

"No vamos a hacerle la tarea al Estado", ha indicado, resaltando que la ministra de Hacienda "ahora está en contra" de invertir el superávit en servicios cuando antes estaba a favor como consejera de Andalucía.

"Hagan todo lo que criticaron al PP", ha espetado a los socialistas, por ejemplo, firmar los convenios bilaterales entre Canarias y el Estado que siguen pendientes.

Asimismo, ha señalado que la ley de canaria de educación fija destinar el 5% del PIB en 2022, y no el próximo ejercicio.

El diputado del Grupo Socialista Manuel Marcos ha acusado al presidente de "no mojarse" con los objetivos del próximo presupuesto, criticando que a final del primer semestre, el Gobierno solo había autorizado el 9% de las inversiones.

FRACASO EN LA EJECUCIÓN DE INVERSIONES

"No nos sorprende, ya lo avisamos en la tramitación del presupuesto, que había inversiones imposibles de ejecutar y podían dedicar el dinero a las necesidades de las personas, y ahora quieren colocar la responsabilidad en el Gobierno central", ha indicado.

Así, y de cara al presupuesto de 2019, ha ofrecido el apoyo de su grupo si se completan las

pensiones no contributivas, se garantizan recursos contra la lista de espera en dependencia y la educación de cero a tres años, se alcanza el 5% del PIB en educación o se impulsa un parque público de viviendas.

El portavoz del Grupo Mixto (ASG), Casimiro Curbelo, ha reclamado "diálogo y lealtad institucional" entre los gobiernos canario y central para poder inyectar los 598 millones del superávit en el presupuesto y así "atender a las familias más necesitadas".