Dirigentes de IU, Daniel González Rojas e Inmaculada Nieto, en rueda de prensa
Dirigentes de IU, Daniel González Rojas e Inmaculada Nieto, en rueda de prensa IULV-CA - Archivo

González Rojas figura entre los integrantes de IU que se incorporan a la nueva comisión colegiada, encabezada por Alberto Garzón y compuesta por otras 30 personas que se dividen en cinco grandes áreas: coordinación general, organización y finanzas, acción política y conflictos, institucional y modelo de estado y relaciones internacionales. La elección de Rojas responde a la apuesta de IU federal por reforzar este área municipal, designando para ello al portavoz de la formación en una de las principales capitales del país.

Así, Rojas ha explicado a Europa Press que el mayor reto que se presenta ahora es el camino hacia las elecciones municipales y el proceso de confluencias, con la creación de candidaturas de unidad popular, un escenario en el que apuesta por "construir programas mientras otros están peleándose por nombres y fórmulas jurídicas".

Subraya la apuesta municipalista de IU especialmente en unos momentos en los que los ayuntamientos han sido "los grandes afectados, pagando un precio que no les correspondía", una situación de la que culpa a la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, más conocida como Ley Montoro que califica como una "soga" para los consistorios.

"Queremos revertir esa situación y, si 2015 fue el momento en el que muchos ayuntamientos apostaron por el cambio, queremos que en 2019 se multipliquen exponencialmente", recalca, dejando claro que "ni Mariano Rajoy supuso una alternativa ni el PSOE lo está demostrando".

Según subraya, "el mayor peso de IU está en los municipios, donde se gobierna de forma diferente en los ayuntamientos donde ostenta la Alcaldía, siempre abiertos a las necesidades de los ciudadanos y con las puertas abiertas".

Esta reestructuración de la dirección federal se produce después de que IU aprobara el pasado mes de julio, tras un profundo proceso participativo de debate interno y una consulta a la militancia, un nuevo modelo organizativo y de estatutos con el que se busca "situar a Izquierda Unida en un marco de plena actualidad como formación radicalmente democrática, cien por cien feminista, con una clara vocación de mayoría y preparada para la confluencia y para el encuentro con otros y otras".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.