Según ha indicado la Institución foral, en un mercado "tan saturado" de referencias como el vinícola en el que hay miles de vinos diferentes, el diseño de la etiqueta es "un factor fundamental para crear una marca propia diferenciadora, informar y captar la atención del consumidor, tanto nacional como internacional, pero especialmente este último dada la importancia que el sector exportador tiene en nuestra comarca".

En ese sentido, ha señalado que el sector vinícola es uno de los que menos invierte en publicidad dentro de su segmento, "por lo que muy a menudo las decisiones finales del consumidor se realizan directamente frente al lineal de la tienda o del supermercado y ahí es donde el carácter visual y atractivo de una etiqueta puede ser crucial, de manera que un diseño y embalaje diferenciado puede influir de manera decisiva en la decisión de compra de un cliente, distribuidor e incluso un sumiller".

También ha destacado que está "suficientemente contrastado que tanto el consumidor como el distribuidor suelen interpretar las etiquetas de las botellas de vino como un reflejo de la personalidad de la bodega y del carácter del vino, de ahí la importancia de apostar en la etiqueta frontal por la imagen, la marca y el ámbito de producción, zona, municipio o viñedo singular, de manera que además de promocionar los vinos individuales se genere una imagen de marca asociada a la comarca de Rioja Alavesa y sus diferentes municipios".

Sin embargo, ha advertido de que un buen etiquetado, "con ser importante, no lo es todo, por lo que resulta necesario fomentar la realización de acciones de promoción de nuestros vinos de Rioja Alavesa en los ámbitos no cubiertos por otras ayudas como es el mercado nacional interior".

Podrán ser beneficiarias de estas ayudas las bodegas elaboradoras de vino con domicilio fiscal en Álava incluidas en el Registro de Bodegas Criadoras y Embotelladoras del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja con capacidad superior a 50.000 litros e inferior a 500.000.

Por un lado, será subvencionable el diseño de etiquetas que recojan las nuevas indicaciones de vinos autorizados por el Consejo Regulador en su Reglamento, vinos de zona, municipio y viñedos singulares del Territorio Histórico de Álava.

El diseño deberá ser realizado por profesionales y deberá ser significativamente distinto a otras etiquetas que en su caso tuvieran la misma bodega, pudiendo no obstante mantener algún signo identificativo de la bodega.

En el apartado de promoción se apoyarán iniciativas como acciones comerciales y promocionales públicas, campañas publicitarias de naturaleza diversa, promociones en puntos de venta, presentaciones de producto y catas, participación en ferias y exposiciones en el mercado interior fuera del Territorio Histórico de Álava, campañas de información sobre los nuevos etiquetados, encuentros empresariales, profesionales, jornadas y seminarios, y diseños de etiquetas, contraetiquetas, cápsulas e imagen que recojan las nuevas indicaciones.

Consulta aquí más noticias de Álava.