La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con un lazo amarillo en la solapa, ha recordado a los políticos encarcelados y ha insistido que no deberían estar en prisión: "Hoy hay que hablar de las ausencias" y ha añadido que es una situación injusta.

"Tengo muchas discrepancias políticas con los independentistas pero defiendo los derechos y las libertades de nuestros adversarios", ha dicho en declaraciones a los medios tras la ofrenda en el monumento de Rafael Casanova con motivo de la Diada.

En clave estrictamente democrática y por el bien de Cataluña, ha dicho, la alcaldesa ha decidido que "su obligación" es solamente comentar esta cuestión y no ha aceptado preguntas sobre la actualidad política.

Colau ha citado explícitamente al líder de Òmnium, Jordi Cuixart, al que ha definido como un "hombre de cultura y de paz", que nunca ha cometido ningún "acto de violencia".

La alcaldesa ha recalcado que las "ausencias de hoy lo enrarecen todo", en términos de "calidad democrática", y ha avisado de que por el "bien" de Cataluña, pero también para el "bien" de España, hay que superar esta situación.

En este contexto, ha advertido de que Cataluña "lo tendrá muy difícil, por no decir imposible", poder recuperar la "normalidad política" mientras haya dirigentes soberanistas en prisión.

La alcaldesa de Barcelona, tal y como ha anunciado en varias entrevistas, esta tarde no acudirá a la manifestación de la Diada al considerar que la movilización convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) es "claramente independentista" y refuerza la vía "unilateral".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.