La portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha exigido este martes la libertad inmediata de los presos soberanistas y ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que dé una "solución política a un reto político" como el que hay en Cataluña.

En declaraciones a los medios tras la ofrenda del Govern ante el monumento de Rafael Casanova, ha confiado en que la manifestación independentista de esta tarde en Barcelona será multitudinaria, cívica y pacífica y se demostrará que en Cataluña hay al menos dos millones de personas "determinadas a ejercer el derecho a la autodeterminación".

Preguntada por la simbología independentista en las calles, ha defendido que Cataluña es un modelo de convivencia y que sus calles no tienen que ser neutrales sino "plurales".

"La manifestación volverá a poner de relieve que más allá de la situación que tenemos con los presos y exiliados, que es muy dramática y refleja un Estado represivo, hay una realidad detrás de esto que son más de dos millones de personas movilizadas y determinadas a ejercer su derecho a la autodeterminación y reclamar la independencia de Cataluña", ha aseverado.

Preguntado sobre qué lectura debe hacer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Artadi ha afirmado que "se volverá a ver dónde está la parte central de la sociedad catalana, con más de dos millones de personas movilizadas a favor del derecho de la autodeterminación, de una manera pacífica para conseguir la independencia".

Por ello, ha reclamado a Sánchez que "debe aportar una solución política a un reto político", ha dicho la consellera, que ha considerado que esta Diada también estará marcada por la situación de los dirigentes encarcelados y en el extranjero.

"Porque el Govern legítimo está en la prisión y el exilio, y los líderes civiles están en la cárcel y hay diputados del Parlament en el exilio, los actos de la Diada estarán alrededor de esta idea de la falta de libertad, les tenemos más presentes que nunca. Un abrazo si en este momento nos pueden ver", ha aseverado.

Sobre el hecho de que en el monumento a Casanova no haya hoy una estelada en lo alto de la estatua, como en años anteriores, Artadi ha restado importancia, porque "no hay ningún problema de simbología en las calles, que no han de ser neutrales, sino plurales".

Es por eso que ha opinado que la gente "ha de expresarse de la manera que crea más conveniente y si quieren poner esteladas y lazos amarillos, están en su derecho y no seremos nosotros quienes coartemos su libertad".

Por último, preguntada sobre la presencia de algunos diputados de formaciones de ultraderecha europea invitados por algún partido catalán de esa ideología en la Diada, Artadi ha dejado claro que Cataluña es "eminentemente antifascista, progresista, pacífica y, por lo tanto, la inmensa mayoría de todo el movimiento se define en estas coordenadas. En ningún caso representan a la mayoría del movimiento independentista".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.