Policía de Brasil
Vehículos de la Policía Federal brasileña, en una imagen de archivo. ANDRÉ GUSTAVO STUMPF / FLICKR

Al menos un centenar de presos se fugaron este lunes de un presidio de seguridad máxima del estado brasileño de Paraíba, en el nordeste del país, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con la Secretaria de Administración Penitenciaria (Seap) de Paraíba, 50 de los 105 fugados durante las primeras horas de este lunes ya fueron capturados nuevamente.

Unos 20 hombres llegaron armados con fusiles y explosivos en cuatro coches y efectuaron disparos contra las garitas, el alojamiento y la puerta principal del presidio de seguridad máxima Romeu Gonçalves Abrantes, situado en la capital regional, Joao Pessoa, según explicó la Secretaria.

Tras un tiroteo entre los asaltantes, agentes penitenciarios y policías, la puerta principal fue derribada y un total de 105 presos lograron darse a la fuga.

En una acción simultánea, otro grupo de hombres cerró un trecho de una carretera y un policía militarizado, de 36 años, resultó herido de bala en la cabeza y fue ingresado en estado grave en un hospital de las cercanías.

Sin embargo, la policía desconoce de momento si las dos acciones estaban relacionadas.

La Universidad Federal de Paraíba, así como algunas escuelas y unidades de salud de la ciudad, suspendieron sus actividades por precaución y "para garantizar la seguridad de los usuarios y de los profesionales", informó la Alcaldía de Joao Pessoa.

Asimismo, la seguridad fue reforzada en los establecimientos que se encontraban abiertos, mientras las autoridades intentaban capturar a los presos que se seguían fugados.