Inmigrantes ocultos en camiones de feria en Melilla
Agentes policiales detienen a un inmigrante que viajaba oculto en un camión con atracciones feriales en Melilla. F. G. GUERRERO / EFE

La Operación Feriante elevó este lunes a 69 el número de inmigrantes localizados cuando trataban de llegar a Europa como polizones, escondidos en las atracciones de feria que regresan a la península tras finalizar las fiestas patronales de Melilla, de los cuales 38 son menores extranjeros no acompañados.

La Delegación del Gobierno en Melilla, que dirige este dispositivo especial de seguridad, ofgreció este balance provisional obtenido hasta las 14.00 horas, tras la salida desde el puerto comercial de los barcos que iban rumbo a Almería y Málaga.

De los 69 inmigrantes localizados, 38 son menores de edad y los 31 restantes adultos, y todos ellos fueron hallados por la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local durante el despliegue en la recogida de las atracciones en el recinto ferial, en el primer filtro antes del acceso a la zona restringida del puerto y en el segundo, durante el embarque.

Además, la Delegación del Gobierno precisó que un total de 15 inmigrantes fueron detectados por los guías caninos que participan en la Operación Feriante con sus perros especializados en la detección de personas, tanto de la Policía Nacional, desplazados desde la península, como del Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Melilla.

Además de estos perros especializados, la Guardia Civil también utiliza medios de detección electrónicos, como aparatos que localizan personas ocultas por los latidos del corazón.

Operación abierta

Este dispositivo especial consta de varias fases que se prolongarán hasta que abandone la ciudad el último camión o caravana de quienes han viajado a Melilla con sus atracciones a animar las fiestas patronales, por lo que este balance provisional de inmigrantes localizados será actualizado mañana por la Delegación del Gobierno.

La Operación Feriante tiene como objeto no solo evitar la inmigración irregular sino también velar por la seguridad integral de estas personas, especialmente los menores, dado que, en su intento por acceder a los barcos pueden hacer peligrar sus vidas.

El operativo, que se desarrolla por tierra, mar y aire, supone un refuerzo de efectivos de los cuerpos de seguridad que participan porque, a pesar de que es una tarea que se hace a diario, con la llegada de la Operación Feriante se incrementa el volumen de vehículos a inspección en un corto periodo de tiempo

Consulta aquí más noticias de Melilla.