Según ha informado el TSXG este lunes, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha impuesto la pena de 15 años de cárcel por un delito de homicidio y otro de robo con violencia en casa habitada por lo ocurrido en la madrugada de aquel 30 de julio.

Así, tal y como consideró acreditado el tribunal jurado, los sospechosos exigieron a la víctima que les entregase dinero y, para que le dijesen donde lo guardaba, "comenzaron a golpearla reiteradamente y con gran contundencia en diferentes partes del cuerpo sin importarles poder acabar con su vida".

En total, consiguieron 35 euros y abandonaron el lugar. La mujer falleció en el hospital como consecuencia de los golpes que le propinaron los delincuentes.

La sentencia también recoge una indemnización de 25.000 euros en concepto de daños morales para cada uno de los hijos de la víctima. También deberán indemnizar al propietario del vehículo que emplearon aquel día.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.