"La semana pasada se dejó fuera de concurso a muchos aspirantes por supuesta falta de documentación o inexistentes deudas con la administración. Hoy han tenido la constatación de que esas deudas no existían para cinco de los aspirantes y por decisión inapelable del nuevo Nicolás Maduro de la política local se crean nuevos espacios para tres casetas más (de las 14 iniciales 2 no se habían adjudicado), lo que amplía a 17 casetas la convocatoria", dice la edil en nota de prensa.

Así, remarca que "la ampliación, dudosa legalmente en sí misma, debería afectar, según el informe firmado por el propio Sánchez Ramos, sólo a los 5 aspirantes a los que se descartó por tener impagos de agua que no tenía. Pero, por decisión inapelable del concejal, también se incluye a otros hosteleros que fueron descartados, también de forma incorrecta, por otros motivos y que amenazaron con impugnar y recurrir judicialmente la decisión.

"Al final, pese a los informes aprobados de la convocatoria, se amplían 3 casetas y no se sortean todos los puestos de nuevo, como sería de justicia, sino sólo las cinco casetas vacías entre los aspirantes que habían sido injustamente rechazados. La solución legal sería anular todo el procedimiento y empezarlo de nuevo, pero en esta república bolivariana en la que el tripartito ha convertido a Oviedo se tira por donde más les conviene a ellos para evitar los recursos legales por lucro cesante a los que su incompetencia ha conducido", señala.

Además, incide en que concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, que "ni siquiera tuvo la decencia de acudir al sorteo disminuido que él mismo impuso y que tampoco se pudo celebrar y que, si no vuelven a meter la pata, se celebrará mañana". "Ya no es fácil encontrar calificativos para definir la desastrosa gestión festiva de este personaje que parece haber tornado en gafe", apuntilla.

Desde el PP sostienen que el titular de Cultura "ha incumplido conscientemente la Ley y las normas que él mismo impuso, lo que tiene claramente una definición delictiva en el Código Penal".

"Wenceslao López debería tomar cartas en ese asunto en vez de seguir actuando como cómplice necesario en este desastre festivo. Sánchez Ramos no puede seguir al frente de este desastre. Tiene que dimitir o ser cesado, con independencia de lo que decidan los tribunales ante las actuaciones que ha tomado y que se ajustan como anillo al dedo a la definición del delito de prevaricación", concluye la edil del PP en el escrito.

Consulta aquí más noticias de Asturias.