Urbanización Montepino y Montesol, Gandía, Valencia, tras el incendio
Urbanización Montepino y Montesol, Gandía, Valencia, tras el incendio PEDRO ARMESTRE PARA GREENPEACE - Archivo

De esta manera, un equipo técnico coordinado por el director general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rafael Briet, compuesto por más de 30 técnicos del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), del Ayuntamiento de Gandia, de los colegios profesionales de Arquitectos y Aparejadores y de la Universitat Politècnica de València están realizando las evaluaciones de más de 220 viviendas de la zona afectada por el incendio de Llutxent.

Según ha explicado Briet en un comunicado, los técnicos encargados de valorar la afección del incendio en las viviendas "están contactando con los propietarios a fin de fijar día y hora para realizar las inspecciones oportunas".

Desde la dirección general de Vivienda se están utilizando los procedimientos de inspección "específicos para catástrofes que permiten obtener un índice objetivo sobre el daño alcanzado en cada inmueble, de forma que podrá ser utilizado como base para efectuar el reparto de ayudas de manera sistemática y equitativa".

Para la puesta en marcha de este dispositivo, el director general de Vivienda ha mantenido un reunión previa de coordinación en el Ayuntamiento de Gandia, el pasado 27 de agosto, donde acudieron representantes de las conselleries involucradas, así como la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant.

Fruto de esta reunión de coordinación, el equipo de técnicos se ha reunido recientemente en el Centro Social de Marxuquera con el coordinador general del Urbanismo de Gandia, Vicent Mascarell, el presidente de la la Junta de Distrito de Marxuquera, Xavier Ródenas, técnicos municipales y de la Generalitat y del Instituto Valenciano de la Edificación. Desde allí, una vez asignadas las viviendas a cada equipo de trabajo, se han comenzado a realizar las correspondientes inspecciones.

Consulta aquí más noticias de Valencia.