El Consistorio ha impuesto la medida provisional de suspensión de la actividad al detectar que el canal de entrada de esta concesión era usado por embarcaciones de motor, motivo "suficiente" para finalizar el contrato.

Según han informado, la concesión fue adjudicada el 4 de julio a Explotaciones Servicios de Verano SL hasta el año 2021. La empresa se había comprometido a aportar la explotación de 10 embarcaciones a vela, 10 tablas de windsurf o 10 kayacs.

En agosto, los técnicos municipales y de Costas realizaron un acta de replanteo para comprobar si la concesión cumplía con lo ofertado y se descubrió que el lote sólo contaba con 6 tablas de 'paddle' y dos kayacs.

Entre otras cosas, se descubrió también que en el canal de entrada de la escuela había 12 barcos a motor y dos catamaranes, alterándose los usos autorizados y provocando una irregularidad, causa suficiente para acabar el contrato.

Según el Consistorio, este verano se han recibido hasta diez denuncias sobre la inactividad de la escuela, lo que ha llevado al Ayuntamiento a iniciar el expediente de resolución del contrato.