Según una investigación de la BBC, de los 125 presos transgénero en cárceles británicas, 60 son criminales sexuales.
Según una investigación de la BBC, de los 125 presos transgénero en cárceles británicas, 60 son criminales sexuales. EUROPA PRESS - Archivo

Un hombre transgénero que se encontraba en detención preventiva en una cárcel de mujeres por tres violaciones que había perpetrado como hombre es acusado de asaltar sexualmente a varias reclusas aprovechando su cercanía.

Bajo su anterior nombre, Stephen Wood ya había cumplido una pena de año y medio de cárcel por conducta obscena contra un menor.

A pesar de no haberse sometido a un cambio de sexo y conservar sus genitales masculinos, las autoridades aceptaron enviarla a una cárcel de mujeres para cumplir con el resto de su condena, adoptando guías recomendado que, en general, el sitio de reclusión de presos debería coincidir con el género que expresan. Y White, de 52 años, quien se viste como mujer y usa maquillaje, se autodefine como transgénero.

White ya ha admitido a dos de cuatro acusaciones por incidentes que ocurrieron entre septiembre y noviembre del año pasado y que involucran acoso sexual, toque indebido, exhibición de sus genitales y comentarios inapropiados sobre sexo oral. Y el caso ha revivido la polémica de dónde encarcelar a mujeres transgénero que han sido condenadas por abusos sexuales cuando eran hombres.

Cuando Karen White compareció frente al tribunal de magistrados en la ciudad de Leeds, el pasado julio, declaró que no había asaltado a las reclusas porque no le atraían las mujeres y que sufría de disfunción eréctil. No obstante, uno de las violaciones por las cuales fue condenada sucedió cuando estaba en su etapa de transición de hombre a mujer

El Ministerio de Justicia se ha disculpado por no tomar en cuenta el historial de ofensas de White y dijo estar revisando sus procesos de evaluación.

Un portavoz del Servicio Carcelario expresó que "aunque velamos por manejar con tacto y de acuerdo a la ley a todos los prisioneros, incluyendo los transgénero, tenemos claro que la seguridad de todos los presos debe ser nuestra absoluta prioridad".