John Legend, ganador del Emmy.
El músico John Legend besa la estatuilla de su premio Emmy. EFE/EPA/NINA PROMMER

La imagen habla por sí sola: John Legend besa su estatuilla del Emmy a mejor especial de variedades (por Jesus Christ Superstar Live in Concert) que acababa de ganar el pasado domingo por la noche.

No es para menos: se trataba de hacer historia. No porque haya entrado en el selecto grupo de los EGOT, es decir, aquellos y aquellas artistas que han conseguido a lo largo de su carrera un Emmy, un Grammy, un Oscar y un Tony, sino por otra razón que hace justicia a su apellido artístico.

John Legend es el más joven en recibir esta distinción no oficial. Y el primer hombre afroamericano en convertirse en EGOT. Antes que él, solo lo había alcanzado Whoopi Goldberg.

Él mismo se mostraba orgulloso en su cuenta de Instagram, sobre todo por ser uno de los miembros cuya voz más ha luchado contra el racismo que sufre el colectivo afroamericano, llegando a llamar "racista" a Donald Trump.

Además de Legend, el compositor de Jesucristo Superstar, Andrew Lloyd Webber (también autor de Cats El fantasma de la ópera), y el letrista Tim Rice (quien escribió el libreto de Evita y de varios musicales de Disney) también han alcanzado el estatus de EGOT.

"Antes de esta noche, solo 12 personas habían ganado un Emmy, Grammy, Oscar y Tony en categorías competitivas", escribió Legend en la red social junto a la fotografía con ambos sir. "Muy feliz de formar parte de este equipo. Honrado de que confiaran en mí para interpretar a Jesucristo. Y encantado de estar en tan enrarecida atmósfera", admitió.

Además, su esposa, la modelo Chrissy Teigen, se mostró emocionada con el premio que su esposo recibió, jugando con las palabras para mostrar su entusiasmo.