En una nota de prensa ha señalado que se trata de un "grave problema" de salud social y una "materia pendiente" que se debe abordar desde un marco multidisciplinar, no sólo desde el punto de vista de la salud mental, sino también educativo, de asistencia social, judicial y de seguridad pública.

Según la estadística oficial para el 2016, se produjeron en Asturias 134 muertes, 94 hombres y 40 mujeres, dando el resultado de un suicidio cada tres días, "muy por encima a los decesos por accidente de tránsito y de las muertes por violencia de género".

El perfil del suicida asturiano es preferentemente varón, en una relación 9 a 4 con respecto a la mujer, en una edad comprendida entre los 30 a los 65 años, más rural que urbano y cuyas formas de acometer el suicido es el ahorcamiento o precipitarse de un lugar elevado.

"El suicidio es el resultado de un terrible sufrimiento emocional interno. Nadie quiere morir y los suicidas tampoco si hubieran encontrado una salida a su sufrimiento", ha añadido el diputado de Ciudadanos.

De cara al nuevo curso político, Ciudadanos realizará una serie de iniciativas parlamentarias para contribuir a mejorar el Plan de Prevención del Suicido, empezando por exigir que se hagan públicas las valoraciones al desarrollo piloto y que su implantación formal se haga a nivel de toda Asturias.

Consulta aquí más noticias de Asturias.