Espòleta
Espòleta GUARDIA CIIVL

El objeto fue encontrado con un detector de metales que dos personas emplearon en la zona sur de Cantabria, en el límite con Palencia. Lo guardaron sin saber lo que era y lo trasladaron hasta su domicilio en Maliaño. Fue en el momento de limpiarlo cuando se percataron de que se podía tratar de un artefacto explosivo, por lo que llamaron a la Guardia Civil este domingo, día 9.

Los GEDEX de la Guardia Civil de Cantabria se trasladaron al domicilio esa misma tarde, haciéndose cargo de la espoleta para su posterior destrucción.

La Guardia Civil recuerda que con frecuencia se localizan artefactos explosivos antiguos cuando se realizan trabajos en el campo, en casas, o en actividades al aire libre, y que éstos conservan su potencial destructivo intacto por lo que, ante este tipo de hallazgos, se debe contactar de inmediato de la Guardia Civil en el teléfono 062, sin tocar o mover los mismos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.