Los tres senadores del PP por Cantabria, Javier Fernández, Blanca Martínez y Esther Merino, exigirán desde la Cámara alta al Gobierno central (PSOE) que "cumpla" los "compromisos" con la comunidad autónoma incluidos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este año y han instado al jefe del Ejecutivo regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), a que se "sume" a sus reivindicaciones.

En una rueda de prensa, los tres han anunciado que presentarán en el Senado -donde el PP en el mayoría absoluta- una batería de iniciativas para reclamar a Sánchez que ejecute "todas y cada una" las inversiones para Cantabria incluidas en los PGE de 2018 diseñados por el Gobierno de Mariano Rajoy, que, según han recordado, sumaban 272 millones, "un 36% más", de los que 235 correspondían al Ministerio de Fomento.

UN GOBIERNO QUE "NO ES DE FIAR"

Estos tres senadores han realizado esta reclamación porque consideran que, en estos recién cumplidos 100 días de Gobierno de Sánchez, ha quedado "demostrado" que es un Ejecutivo que "no es de fiar" y que ha denunciado los "bandazos" que, en su opinión, está cometiendo.

Fernández ha insistido en que es un Ejecutivo que cambia de "opinión", de "criterio" y de "políticas" y los tres senadores han mostrado su "preocupación" por la "deriva" que, a su juicio, ha emprendido un Gobierno, que, según los senadores 'populares', "no hace lo que dice y no dice que lo que hace" y sus efectos tanto en el país como en la comunidad autónoma.

Así, han criticado la "alianza antinatura" entre socialistas e independentistas que hizo presidente a Sánchez y sus "acuerdos inconfesables".

"Pensábamos y pensamos que no era una solución, sino un nuevo problema. Sospechábamos y sospechamos que esa alianza se asentaba solo en los intereses particular, no en los de España. E intuíamos entonces, e intuimos ahora, que ese pacto incluía acuerdos cocinados en trasteros nunca confesados y que beneficiaban a unos territorios sobre otros, que se distinguía entre ciudadanos de primera, y ciudadanos de segunda, y por desgracia el tiempo nos ha dado la razón", ha aseverado Martínez.

La senadora ha advertido al Ejecutivo socialista que el PP "no va a permitir que la factura" de la "ambición" de los socialistas por mantenerse en el Gobierno "la acaben pagando los cántabros" ni que los partidas de inversiones para Cantabria acaben sirviendo de "moneda de cambio" de Sánchez con los independentistas. "Ni los cántabros, ni Cantabria merecen que se mercadee con su futuro", ha aseverado.

LOS COMPROMISOS

Así, desde el Senado, estos tres parlamentarios reclamarán que se materialicen todos los trámites para que el AVE llegue a Reinosa y el tren de altas prestaciones a Santander; que se realicen todos los estudios para la mejora de la conexión ferroviaria entre Santander y Bilbao; que se respeten los acuerdos para las integraciones ferroviarias en la capital cántabra y en Torrelavega y que no se detenga el Plan de Mejora de las Cercanías con horizonte 2020 por valor de 530 millones.

Al margen de las actuaciones ferroviarias, también reclaman que se ejecuten el ramal de la A-67 entre Sierrapando-Barreda; el acceso al puerto y tampoco permitirán, según han dicho, que se conviertan "en papel mojado" los compromisos de ampliación de la A-67 y el tercer carril de la A-8 entre Solares y el límite con Vizcaya.

Por su parte, la otra senadora, Esther Merino, ha explicado que desde el Senado también pedirán que "no se dilaten" los compromisos relativos al Archivo Lafuente y la sede asociada del Museo Reina Sofía en Santander; la sede de la Fundación Enaire en Gamazo.

También reclamarán que se concluya el pago de las obras del Hospital Valdecilal, que se ejecuten infraestructuras de saneamientos pendientes y las conexiones secundarias con Vizcaya y León.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.