Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana al frente de su programa. Telecinco

Tras una pausa por vacaciones, la periodista Ana Rosa Quintana ha regresado este lunes al frente de su programa y lo ha hecho sin obviar uno de los temas más polémicos de agosto que, además, le afecta directamente, la detención de su marido, Juan Muñoz, en el marco de la Operación Tándem.

"Yo también voy a hablar", ha anunciado tras leer el sumario. Poco más de diez minutos después, entraba directamente al tema: "Doy la cara. Todo lo que ocurre lo comparto aquí en mi programa con ustedes que son las personas que me siguen cada mañana".

"Cuando volvió a casa sin ninguna medida cautelar fue un mensaje tranquilizador", ha comenzado explicando, pero no ha tardado en dejar claro que no fue algo agradable. "No me voy a engañar, viví momentos de incertidumbre, de preocupación. Este no ha sido el mejor verano de mi vida, pero tampoco el peor", ha dicho, aclarando que el peor fue hace cuatro años, cuando falleció su madre.

"Sabía que hace más de diez años un hermano de Juan tenía problemas con Hacienda y mi marido intentaba ayudarlo. Las cosas empiezan a solucionarse. Nadie ha extorsionado a nadie y mi marido está colaborando con la justicia. Dejemos que el fiscal y los jueces hagan su labor. Confiamos en ellos", ha relatado.

Por otro lado, Quintana ha aclarado que ella no es la persona idónea para tratar el asunto, pero que el programa no omitirá ninguna información relacionada con el caso. "Ustedes tienen que comprender que yo no soy la persona más adecuada para informar de un tema que afecta a mi familia. Con sinceridad, no soy capaz de tratar esto de una forma objetiva. Por supuesto, este programa va a informar de lo que exija la actualidad", ha afirmado.

"Gracias a mis compañeros porque me he sentido muy arropada", ha concluido.