Los 300 vecinos de Aras de los Olmos, en Valencia, están hartos del suministro energético que reciben. Sufren numerosos cortes de luz que afectan a su vida diaria y a sus negocios. El Ayuntamiento, cansado de esta situación, ha decidido impulsar un proyecto pionero para desconectarse de la red eléctrica.

Según este proyecto, el municipio sólo se abastecería de energías renovables. En concreto, usarían energía fotovoltaica, eólica, hidráulica y biomasa.

Con la luz marcando máximos históricos, los responsables de este proyectos auguran un ahorro en la factura de hasta el 20%. El proyecto, de unos 4 millones de euros, aún está en fase de tramitación. Así que mientras los vecinos ahorran como pueden.

Consulta aquí más noticias de València.