Lazos amarillos
Lazos amarillos. ASSEMBLEA

La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer ha denunciado que los lazos amarillos perjudican a sus hijos, ya que el símbolo del cáncer infantil es desde 1978 el lazo dorado, un color que se llega a confundir con el independentismo catalán y que ya ha creado situaciones tensas en comunidades autónomas como Valencia y Aragón.

La responsable de Comunicación e Imagen de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, Victoria Carrazoni, ha explicado que septiembre es el mes de sensibilización del cáncer infantil y desde hace años muchos edificios y monumentos iluminan sus fachadas de dorado en todo el mundo.

Sin embargo, "desde hace un año este color dorado se confunde con el amarillo y esto nos está creando muchos problemas. Mucha gente no se suma a nuestra iniciativa por miedo a que se le relacione con el amarillo".

Un total de 21 asociaciones españolas que forman parte de esta federación se unen a la campaña mundial 'Enciende la Esperanza' de la Childhood Cancer International que pretende concienciar a la sociedad sobre el cáncer infantil y visibilizar a los menores que sufren esta enfermedad.

Situación tensa

De hecho, el gerente de la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón (Aspanoa), Juan Carlos Acin, destacó que durante esta campaña tanto la Torre Eiffel de París como la Casa Blanca se iluminan de dorado un día de septiembre.

"En Aragón, en cambio, ya hemos tenido varias incidencias. En Teruel, por ejemplo, la asociación de comerciantes del casco histórico quiso darnos su apoyo en septiembre del año pasado al colgar lazos dorados en las puertas de sus establecimientos hasta que un bulo en las redes sociales dio a entender que esos lazos apoyaban el independentismo catalán", añadió.

Lo mismo ocurre en Valencia, donde el presidente de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer en la Comunidad Valenciana (Aspanion), explicó que siempre ha llevado puesto el lazo dorado y "en los últimos meses esto me ha generado situaciones conflictivas al confundirse el color".

"Hace dos años, el personal de El Corte Inglés de varias comunidades autónomas llevaba puesto el lazo dorado en el mes de septiembre hasta este año que no lo llevarán. Lo mismo ocurre con los ayuntamientos valencianos que antes colgaban esos lazos de sus fachadas y este año muchos de ellos no lo harán para evitar dudas y desorientaciones".

Pintarse la cara

Ante esta situación, la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer ha decidido crear una nueva campaña llamada #PaintGold que consiste en pintarse dos rayas doradas en la cara o ponerse un tatuaje del lazo dorado, que se puede adquirir en la página web de esta Federación.

Ante la dificultad de tener pintura dorada para pintarse la cara, Carrazoni explicó que "hemos creado un efecto en la plataforma de Facebook para poner estas dos rayas doradas en la cara a través de la cámara de nuestro móvil. Y así podremos subir nuestra foto a las redes sociales para apoyar a los niños con cáncer".

El año pasado, un total de 185 edificios e instituciones iluminaron o colgaron grandes lazos dorados en sus fachadas. Según recordó Niños con Cáncer, cada tres minutos un niño es diagnosticado de cáncer en algún lugar del mundo. Se estima que unos 250.000 menores son diagnosticados con una de las 16 formas de cáncer infantil, que son diferentes de los cánceres de adultos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.