La rehabilitación se enmarca dentro de las actuaciones que lleva a cabo la institución provincial para mejorar su red de carreteras, adecuarlas y mantenerlas en las debidas condiciones para la circulación y "garantizar así un servicio público correcto, eficaz y en las mejores condiciones para la seguridad vial", asegura en nota de prensa.

La obra que se ejecutará en esta vía contempla el extendido de una capa de mezcla bituminosa a lo largo de esos nueve kilómetros. También se prevé instalar, en una longitud de unos 1.700 metros, una protección con barrera metálica de seguridad simétrica en un tramo de vía muy transitado, entre Casar de Cáceres y la carretera N-630, en el que coexisten la carretera y un paseo peatonal/carril bici, cuyo pavimento será renovado.

Finalmente se repondrán las marcas viales y se colocarán captafaros a lo largo de toda la carretera.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.