Según recoge el escrito de Fiscalía, los hechos ocurrieron el 31 de mayo de 2013, cuando el acusado, supuestamente, se encontraba con su sobrina en un trastero de su domicilio, situado en Corcubión.

En un momento, con "intención de satisfacer sus deseos lúbricos", el hombre supuestamente bajó los pantalones de la niña y la ropa interior y le tocó la zona vaginal, "aprovechando su corta edad y su relación" de parentesco. Los hechos fueron denunciados el mismo día por la madre de la menor.

Por ello, el Ministerio Público considera los hechos constitutivos de un delito de abuso sexual, con "prevalimiento de una relación de parentesco".

Para el hombre pide una pena de cinco años de prisión, con prohibición de acercarse o ponerse en contacto con la niña durante un periodo de 10 años. A mayores, deberá indeminzarla con 8.000 euros y participar en programas de educación sexual.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.