Audiencia Provincial
Imagen del edificio de la Audiencia Provincial de Murcia. Gregorico / WIKIPEDIA

La Sección Número 2 de la Audiencia Provincial ha condenado a un individuo a seis años de cárcel por agredir sexualmente a una mujer con la que compartía piso, después de inutilizar a golpes el pestillo de la habitación en la que se había refugiado de la víctima y amenazarla de muerte con un cuchillo para que se quitara la ropa.

Los hechos se remontan al mes de febrero de 2015, cuando la agredida empezó a vivir en una habitación del domicilio que el procesado y su esposa compartían en Murcia, según la sentencia.

En la madrugada del 16 de abril de 2015, la víctima llegó al domicilio después de trabajar y se encontró al acusado junto con dos amigos, que estaban consumiendo bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes. Ella se sentó un rato con ellos y la conversación discurrió sobre lo triste que se encontraba porque estaba sola en Murcia, sin su familia.

Sobre las 9 de la mañana del 16 de abril de 2015, el procesado, sabiendo que no había nadie más en la casa, tocó en la puerta de la habitación de la chica y le pidió que le abriera. La mujer le franqueó el paso y el acusado, tras sentarse en la cama, le dijo: "Sabes que me gustas, me atraes"; y le dijo que se iba a acostar con él.

Ella le contestó que no y consiguió salir al comedor, diciéndole que iba al servicio. En ese momento, el procesado cerró la puerta de la casa con llave y la mujer se encerró en su habitación y echó el pestillo del pomo de la puerta.

El procesado volvió a insistir desde fuera, diciéndole que se tenía que acostar con él, hasta el punto que golpeó la puerta y consiguió inutilizar el pestillo y entrar en la habitación. A continuación, el individuo cogió a la víctima y la llevó a su habitación, insistiendo una y otra vez en sus pretensiones.

Le dijo a la chica que se quitara la ropa y ella le contestó que no, por lo que el procesado fue a buscar un cuchillo de cocina y exhibiéndolo le amenazó de muerte si no accedía a su petición. La víctima tuvo verdadero miedo y le contestó que de acuerdo, momento en que el acusado dejó el cuchillo encima de la mesita y la agredió sexualmente.

Al finalizar, el individuo dejó marcharse a la mujer, le dijo que la quería y que no se lo dijera a nadie. El procesado fue detenido por estos hechos el 17 de abril de 2015 y estuvo sometido a medida cautelar de prisión provisional por esta causa desde el 18 de abril de 2015 al 20 de mayo de 2015.

Por todo ello, la Audiencia condenó al individuo a la pena de seis años de prisión; así como la medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años; y con prohibición de aproximación a una distancia mínima de 500 metros a la víctima, así como a su domicilio, lugar de trabajo o lugar que frecuente o se encuentre, así como prohibición de comunicación por cualquier medio por un tiempo de 7 años; con expresa imposición de costas al procesado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.