Quirófano
Imagen de archivo de un quirófano. GTRES

Conmoción en Bolivia. Sebastián, un niño de tres años con cáncer renal sufrió la extirpación del riñón sano, en vez del afectado, debido a una negligencia médica. Tras darse cuenta del error, el cirujano extirpó el riñón dañado, por lo que ahora el menor no tiene ninguno y está a la espera, urgente, de un donante.

El propio presidente de Bolivia, Evo Morales, ha tenido que intervenir para garantizar el bienestar del menor: "Nuestro Estado protege la salud y derechos de nuestros niños y niñas. Convocamos a los profesionales del área a asumir su rol ético y preservar la vida", dijo el mandatario, que luego reveló que a su familia se le proporcionará una vivienda. El ministro de Justicia, Héctor Arce, aseguró que el Estado se hará cargo de la salud del menor.

En Bolivia hay un clamor a causa de este suceso, debido a que se ha revelado que el cirujano encargado del caso fue procesado en 2012 por olvidar material quirúrgico en el cuerpo de otro menor, que acabó muriendo.