Zapatos
Una mujer descansa sus pies tras llevar tacones. GTRES

Numerosos problemas de salud proceden de nuestros pies. Son los que nos mantienen en contacto permanente con el suelo y los que sostienen todo nuestro peso cuando estamos de pie, caminamos o corremos. Por eso, es fundamental contar con un buen calzado. Pero, ¿cómo debe ser ese calzado?

La revista Time ha elaborado un reportaje en el que habla con expertos sobre este asunto. Hylton Menz, podólogo y profesor de Biomecánica en la Universidad de La Trobe, en Australia, afirma que hay dos aspectos fundamentales que tener en cuenta sobre el calzado: el tacón y el agarre.

Según este experto, el zapato más saludable para jóvenes y adultos debe ser ajustado al pie y tener un tacón bajo y ancho, una suela delgada y flexible, y buenos cordones o velcros que garanticen que el zapato permanece firmemente sujeto al pie.

Obviamente, los zapatos de tacón suelen ser los más problemáticos. Mickey Wiedemeijer, investigador de Universidad de Groningen, en Holanda, ha realizado una investigación que revela que el uso continuado de zapatos con tacón puede provocar no sólo dolor en los pies, sino hiperlordosis, un aumento de la curvatura lumbar que puede causar dolores de espalda.