Según establece una de las disposiciones de la nueva Ley de Contratos estatal, en vigor desde el pasado mes de marzo, es obligatorio que todas las empresas que quieran participar en los procedimientos de contratación abiertos simplificados (incluido de manera novedosa en la normativa) se inscriban en un Registro de Licitadores.

Esta Disposición, que entra en vigor este domingo, 9 de septiembre, tiene como consecuencia el hecho de que todas aquellas firmas que no se hayan inscrito en algunos de los registros existentes, no podrán participar en licitación pública alguna bajo el modelo abierto simplificado.

Hasta la entrada en vigor de la nueva Disposición la inscripción tenía carácter voluntario y servía para dispensar de la presentación de parte de la documentación.

La obligatoriedad de la inscripción en el Registro ha provocado una avalancha de peticiones que, en el caso de Aragón, asciende a más de 200 empresas. Dado que el Gobierno autonómico ha realizado los trámites pertinentes, ninguna empresa aragonesa que haya solicitado su inscripción en el registro tendrá problemas para poder contratar con la Administración a partir de mañana.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.