Dama de Baza en el Museo Arquelógico Nacional de España.
Dama de Baza en el Museo Arquelógico Nacional de España. LUIS GARCA - Archivo

Así lo han indicado a Europa Press fuentes municipales de Baza, una vez culminados los trámites para que la finca 14.943 del polígono 21, en la parcela 156, de 3.500 metros cuadrados, haya pasado a ser de propiedad pública. En concreto, el 13 de septiembre de 2017, se suscribió y ratificó la escritura por parte del Ayuntamiento ante notario, y, posteriormente, se ha adscrito al inventario municipal de bienes mediante el correspondiente decreto.

Tras la aceptación del Pleno, hace un año, el alcalde de Baza, Pedro Fernández, agradeció a Monserrat Vall Llosera la donación gratuita de los terrenos en Cerro Santuario "demostrando una gran generosidad con toda la ciudad de Baza" al ceder "la joya de los yacimientos arqueológicos" bastetanos.

Según Pedro Fernández, es "una parcela que tiene un innegable valor arqueológico, pero también una gran valía sentimental para toda la ciudad, al ser el lugar en el que se encuentra la tumba 155 en donde se encontró la Dama de Baza en su cámara funeraria".

Fernández detalló entonces que, aunque siempre ha existido colaboración entre la familia propietaria de los terrenos y el Ayuntamiento para la realización de diferentes intervenciones en Cerro Santuario, ahora, "al ser de propiedad municipal, las actuaciones o tramitación de las mismas pueden ser más ágiles al realizarse directamente desde la propiedad, el Ayuntamiento".

La donación fue el punto final de dos años de negociaciones con la familia que comenzaron con la visita del regidor a la Fundación Durán-Vall Llosera.

La buena relación entre las partes permitió además que las actuaciones que ha tenido que ir haciendo el Consistorio bastetano en los últimos años en el yacimiento donde apareció la Dama de Baza hayan sido realizadas con fluidez, han indicado las fuentes municipales consultadas.

A principios de década, hubo una intervención arqueológica, en la que se documentó todo lo relacionado con la tumba aparecida, lo que permitió saber que era de "unas dimensiones mayores" a lo que se creía inicialmente.

Por el estado en que estaba, los técnicos decidieron proteger y volver a tapar la sepultura, haciéndose un "proyecto de acondicionamiento integral y accesibilidad", que permitió la colocación de hitos interpretativos mediante códigos QR con los que se puede conocer una recreación de la tumba en tres dimensiones. En la actualidad, no hay previstos nuevos proyectos interpretativos en el yacimiento.

Consulta aquí más noticias de Granada.