Según ha informado la Policía Nacional, los hechos ocurrieron el pasado mes de julio, cuando la aeronave, que regresaba a su base en el aeropuerto de Vigo tras completar una misión en Ourense, tuvo que esquivar el vehículo aéreo no tripulado, cuya presencia en la zona era desconocida para el controlador del aeropuerto.

Al tener en cuenta "el peligro creado" por este dron y la vulneración de la normativa de uso y vuelo de este tipo de aparatos, se inició una investigación que permitió identificar al usuario que lo manejaba, y su titular fue propuesto para sanción ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

La Policía Nacional ha destacado que ha realizado diversas investigaciones en las que estaban implicados drones que vulneraron la normativa específica que regula la utilización civil de estos aparatos, las normas de seguridad de infraestructuras especialmente protegidas o que cometieron delitos contra la intimidad.

En este ámbito, recuerda que estos aparatos deben ser utilizados fuera de espacio aéreo controlado y a más de 8 kilómetros de cualquier aeropuerto o aeródromo, hasta 120 metros de altura, de día, a la vista del piloto, y a una distancia adecuada de obstáculos, entre otras normas. Además, solicita a la ciudadanía que en caso de que se detecte un uso inadecuado de estos aparatos se notifique al 091.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.