El efecto Barceloneta se extiende a otras zonas de Barcelona, cuyos vecinos, como lo han hecho varias veces este verano los del barrio marinero de Ciutat Vella, saldrán a la calle para protestar contra la inseguridad y el incivismo en la ciudad. Será el próximo sábado 15 de septiembre, cuando protagonizarán una manifestación durante la que reclamarán soluciones al gobierno municipal de Ada Colau, a quien esta protesta se lo pone más complicado en la recta final del mandato.

La convocará la plataforma La Barceloneta en lluita, que ya cuenta con la confirmación de la asistencia de los vecinos del Raval, el Gòtic, la Vila Olímpica y el Fòrum y está pendiente de la de los de La Ribera, el Poble-Sec, la Sagrada Família, Gràcia y Poblenou. Lo explica Jordi Pujol, uno de los portavoces de la organización vecinal, que señala que "falta cerrar el horario y el recorrido" pero que la idea es que los diferentes grupos ciudadanos salgan cada uno desde su zona y la protesta finalice en la plaza Sant Jaume, frente al Ayuntamiento.

Ante esta iniciativa, fuentes municipales responden que "no se ha detectado un repunte de la inseguridad" porque no se hace balance sobre este asunto hasta "finales de año", a pesar de que las estadísticas del Ministerio del Interior muestran un aumento de la delincuencia en el municipio de Barcelona de enero a junio de este año en relación al mismo periodo de 2017. Según estos datos estatales, los hurtos han crecido un 22,7%, de 42.479 a 52.140, y los robos con violencia e intimidación, un 6,1%, de 4.834 a 5.127.

Es precisamente la inseguridad, apunta Pujol, lo que más preocupa actualmente a los habitantes de la Barceloneta, barrio impulsor de la manifestación del sábado. "La delincuencia que hay es vergonzosa. No recuerdo este nivel ni en los años 80", dice, y lo atribuye a que "los que llegan a delinquir cada vez tienen más confianza porque ven que no les pasa nada".

Pujol cuenta que ante lo que sucede "algunos vecinos han optado por ir hasta su lugar de trabajo acompañados por sus parejas" y que "hay mujeres que se quitan todas las joyas para pasear por la zona". "Delante del antiguo café Caracas cada mañana hay dos chicos que a la que te despistas te dan un tirón y en otras zonas te acorralan entre tres o cuatro para robarte", asegura, y añade que un día incluso hubo "una intimidación con una pistola" y que la semana pasada se produjo una pelea en la calle Vinaròs entre "paquistaníes que venden mojitos en la playa ilegalmente".

El líder vecinal explica, además, que los lateros también venden droga, que los trixis circulan por las callejuelas del barrio aunque está prohibido, que hay "gente que se pasea sin camiseta y hace sus necesidades en la calle" y que están "los que cantan y gritan a las dos de la madrugada". Se queja, asimismo, del "turismo de mochila y borrachera" que hay en el barrio y de que "el Ayuntamiento no cobra las multas que impone a los pisos turísticos irregulares".

"Desde que hicimos la primera manifestación en agosto hay más presencia policial", reconoce sin embargo, Pujol, pero dice que el incivismo y la inseguridad no disminuyen porque "hay una desgana generalizada" por parte de los agentes.

Fuentes municipales, por su parte, atribuyen los males de la Barceloneta a la "masificación turística", algo que señalan que están intentando erradicar. Apuntan también que este verano se han incorporado 56 agentes más de la Guàrdia Urbana a Ciutat Vella y que "se ha intensificado la investigación policial" para desmantelar redes de distribución de droga. Además, afirman, han pedido al Departament d'Interior "que esté encima de las denuncias vecinales», ya que estas «están alertando de presuntos delitos que son de su competencia".

Vecinos de la Barceloneta denuncian que la situación es insostenible

Elisabeth López, 36 años, autónoma

"A mi hermana le atacaron tres ladrones y a una vecina también. Suelen robar temprano por la mañana a la gente que se va a trabajar y por las noches, a los turistas. También se ve que se pelean entre ellos. No he visto mayor presencia policial. Esto se ha plagado de ladrones. A los extranjeros ya les estamos diciendo «ten cuidado porque te van a robar".

 

Yolanda Montes, 40 años, auxiliar de enfermería

"Los ladrones son personas que vienen de fuera y se instala aquí. Sobre todo atacan a los turistas, pero también a los vecinos. Hasta se meten a robar a los pisos. A pesar de que los robos son comunes no he visto más policías. Antes se podía salir de noche y no pasaba nada. Ahora me da miedo todo esto. Soy de aquí, y sé quiénes son los que se dedican a eso".

Clotilde Maldonado, 58 años, limpiadora

"Cada vez hay más delincuencia. Yo vivo al lado de la playa y entre los que venden allí y los que roban en el paseo marítimo, no me dejan vivir. Ahora roban durante el día. Ya no es solo por la noche. A cualquier señora que va al mercado le tiran de la bolsa.  Mi madre estaba sentada en un banco del parque y le intentaron quitar la cadena del cuello. Los vecinos tenemos miedo". 

Ricardo Monzzeti, 65 años, jubilado

"Pido que haya más vigilancia, aunque he visto que últimamente hay más efectivos policiales. Por las noches  y por la mañana a primera hora siempre se oye a alguna chica pidiendo socorro. En cualquier momento me pueden atacar aquí. Yo no salgo por las noches ni a primera hora. Tengo que sacar a pasear a mi perro pero prefiero hacerlo a las 10 de la mañana". 

Consulta aquí más noticias de Barcelona.