Según fuentes policiales, la Policía se acercó al lugar de los hechos cuando los empleados de un establecimiento de hostelería avisaron de que una mujer "muy alterada" había entrado y había comenzado a tirar copas y vasos en el local, aunque ya lo había abandonado en dirección hacia la Avenida de Portugal.

Asimismo, los agentes fueron requeridos por otros viandantes, quienes indicaron que había una mujer tirada en mitad de la calzada, que podría resultar atropellada u ocasionar un accidente.

Entonces, cuando se aproximaron a ella, se encontraron con que ella estaba "en un estado muy alterado", por lo que tras interesarse por su estado, la ayudaron a incorporarse y solicitaron una ambulancia, dado mostraba una actitud "muy violenta".

Cuando la ayudaban, ya con la presencia del médico y personal sanitario del 112, comenzó a insultar y escupir, lanzó un zapato que impactó en la cara de uno de los agentes, se abalanzó sobre el médico, al que agarró por el cuello y le arrancó parte del instrumental, además de propinar golpes y patadas a los agentes cuando pretendían reducirla, una actitud que mantuvo posteriormente durante el traslado a dependencias policiales.

La detenida, a la que le constan siete antecedentes policiales, ha sido puesta a disposición judicial, según ha informado la Comisaría Provincial de Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.