Un usuario utiliza la aplicación de Uber para teléfono móvil.
Un usuario utiliza la aplicación de Uber para teléfono móvil. MARK WARNER / FLICKR

Tras un verano agitado por las protestas de los taxistas contra el sector de las VTC – que funcionan en España a través de aplicaciones como Uber o Cabify–, la patronal de estos vehículos, Unauto, llama al diálogo y establece propuestas para "dejar atrás el concepto de 'guerra del taxi'", según destacó este jueves el presidente de la organización, Eduardo Martín, en una rueda de prensa.

En el evento, Martín lanzó dardos contra el sector del taxi alegando que "ha jugado al despiste con el 1/30", refiriéndose al criterio por el cuál las comunidades autónomas pueden rechazar más licencias de VTC si la región supera el ratio de un coche de alquiler con conductor por cada 30 taxis. Unauto remarca que "la ley sí se está cumpliendo porque las comunidades no están concediendo nuevas autorizaciones".

"Su única intención es confundir a la opinión pública y dar a entender que el número de autorizaciones VTC actual no es legal y que por ello pueden pedir su retirada", agregan en un comunicado. Para la asociación, quitar licencias para respetar el 1/30 "sería absurdo". En el caso de que eso pasara,"se perderían más de 15.000 puestos de trabajo", aseguró Martín.

9 veces más impuestos que el taxi

La patronal de las VTC también agregó datos sobre lo que aporta a las arcas del Estado el sector. Pagan más de 130 millones de euros al año en términos de IVA y cotizan más de 120 millones a la Seguridad Social. Además, estos 15.000 trabajadores perciben más de 250 millones de euros en salarios, según datos de la asociación.

El sueldo medio de un conductor de VTC en España se encuentra entre 1.200 y 1.500 euros al mes, y un 35% de estos tienen más de 50 años. "Las VTC han supuesto una salida al desempleo para parados de larga duración", defendió el presidente. Para 2020, Unauto prevé que la aportación total del sector a la economía ascienda a 1.350 millones de euros y se generen 10.000 puestos de trabajo más.

También compararon la situación de las VTC en España con otras ciudades de Europa: mientras que en Madrid hay 3,3 conductores de VTC y taxis por cada 1.000 habitantes, en París son 5,6 y en Londres hasta 12. "El mercado de la movilidad tiene que adaptarse a las necesidades de los ciudadanos", recalcó Martín.

Por todo ello, Unauto reivindica una reunión "con todos los actores del sector de la movilidad" para que se igualen los derechos de taxis y VTC. El punto en el que han incidido más ha sido la carga fiscal. Mientras que los taxistas se acogen a la tributación por módulos "que les permite tener una tarifa plana", los VTC tributan por "estimación directa", es decir, pagan impuestos en función a los ingresos. Unauto estima que los vehículos de alquilercon conductor "pagan entre 9 y 11 veces más impuestos que los taxistas".

Próxima reunión con Fomento

Martín aseguró en la rueda de prensa que ha pedido una reunión con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que todavía no ha recibido respuesta directa, aunque el socialista ha confirmado que durante este mes se abrirá una ronda de reuniones tanto con VTC como con taxis.

El presidente de Unauto cree que el momento ideal para llegar a un acuerdo es "mediante la Conferencia Nacional de Transportes Terrestres, un órgano del Gobierno encargado de lidiar entre todos los actores para llegar a una solución conjunta."El objetivo debe ser que todos podamos trabajar", aseguró el presidente de Unauto.

Por su parte, el titular de la cartera de Fomento abogó este jueves porque, al igual que se demanda que el sector del taxi evolucione hacia lo digital, los VTC caminen hacia una competencia "total". Ábalos destacó que estos últimos se han aprovechado de haber contado con una desregulación del ámbito urbano y señaló que no tiene sentido que la Administración central regule sus licencias. Habrá que esperar a las próximas reuniones para que se encuentre una vía que contente a todos los actores implicados en esta larga batalla.