Maria Lapiedra en Interviú
Maria Lapiedra. (Interviú). INTERVIU

María Lapiedra estaba llamada a ser la nueva musa del cine X en España. El año pasado se casó con el director de cine porno Ramiro Lapiedra, dispuesta a cubrir el hueco dejado por la superviviente Miriam Sánchez y, sin embargo, la historia de amor también ha acabado mal, ya que María ha denunciado al cineasta por malos tratos.

Aún no he fingido nunca un orgasmo, pero imagino que eso se aprende con la experiencia

"Una musa de ida y vuelta". Así presenta Interviú a María Pascual (su verdadero nombre), que se convierte en la protagonista de la revista con el objetivo de calentar los quioscos españoles durante toda esta semana. Conocida por su boda el pasado 28 de mayo con Lapiedra, María nació hace 21 años en la localidad leridana de Mollerusa y ha sido modelo durante años gracias a sus medidas de vértigo: 90-56-91.

Preparando un doctorado sobre escritores malditos como el Marqués de Sade o Henry Miller, vio una cinta de Ramiro (La orina y el relámpago) y así lo conoció. Fue el momento en el que surgió el flechazo. Entonces se producían las denuncias de Lucía Lapiedra (Miriam Sánchez) que acusaba al director de vejaciones o de obligarla a rodar películas X contra su voluntad. María no hizo caso y estaba tan segura de su amor que se casó con el cineasta el pasado año.

Se auguraba así el nacimiento de una nueva estrella del cine porno español. Ella misma decía en Interviú que rodaría una o dos películas al año y siempre dirigidas por su marido. "Aún no he fingido nunca un orgasmo, pero imagino que eso se aprende con la experiencia", decía.

Sin embargo, todos los planes se han venido abajo, ya que el matrimonió rompió el pasado mes. Ella lo denunció por malos tratos, acusación que él niega.