Who Is America?
Roy Moore (izda) y Sacha Baron Cohen (a la dcha, disfrazado) durante el programa 'Who Is America?'. SHOWTIME

El excandidato al senado de EE UU Roy Moore ha presentado una demanda por difamación en la que le reclama al cómico y actor Sacha Baron Cohen y a las cadenas Showtime y CBS una indemnización de 95 millones de dólares (82 millones de euros aproximadamente) por una broma en la que le hacían quedar como un pedófilo.

Dentro del último proyecto de Cohen, Who Is America? (una sátira política en la que cohen interpreta diversos personajes para mostrar a personas del ámbito político) se emitió una supuesta entrevista a Roy Moore, a la que el excandidato acudió engañado.

Cohen se hizo pasar por un experto en seguridad del ejército de Israel y durante la entrevista, supuestamente organizada para premiar a Roy Moore por sus posturas a favor de Israel, el supuesto experto le explica que han inventado un aparato para detectar a pedófilos. Entonces saca el supuesto detector, que al acercarse a Moore comienza a sonar.

Así que el matrimonio Moore alega ahora que el episodio, ya emitido, hizo que Roy pareciera un delincuente sexual y "dañó seriamente su reputación, causando angustia emocional y daño financiero". En varios párrafos, en todos los que se deja claro que Roy Moore no es un delincuente sexual, alegan que la broma de Sacha equivale a difamación y piden 95 millones de dólares de indemnización.

La cuestión es especialmente peliaguda porque ex candidato del Senado de los Estados Unidos ya se había enfrentado en el pasado a varias acusaciones de que había abusado de menores, aunque nunca fue enjuiciado ni probado, como él mismo argumentó durante su campaña electoral, que acabó perdiendo frente a otro candidato.

Tanto Moore como su esposa aseguraron haber sentido "dolor y un severo un daño emocional" a causa de la broma, "especialmente dada su condición de prominente conservador y temeroso de la fe de Dios".