En un comunicado, Cruz Roja Gipuzkoa ha explicado que la muerte súbita cardiaca es "una de las causas más frecuentes de muerte en los países desarrollados" y así ha recordado que en España se producen alrededor de 30.000 casos cada año (más de 82 cada día) y se estima que las posibilidades de sobrevivir sin secuelas a una parada cardiaca extrahospitalaria "oscilan del 5 al 11% según la literatura científica actual".

Además, ha señalado que junto a la SEC y la Fundación Española del Corazón (FEC) ha puesto en marcha la aplicación gratuita para dispositivos móviles 'Ariadna', basada en un mapa colaborativo de desfibriladores en España. El usuario puede indicar la ubicación de desfibriladores, tanto en espacios públicos como privados e incluso completar la geolocalización con fotografías del lugar para que sea más fácil ubicar el dispositivo, así como consultar los disponibles.

Cruz Roja Gipuzkoa ha recordado que ante una parada cardiaca hay que comprobar si la persona está consciente y si respira y, si no lo hace, llamar al 112, practicar las maniobras de RCP (100-120 compresiones por minuto sobre el esternón), pedir a una tercera persona que localice el desfibrilador más cercano, seguir las instrucciones del desfibrilador para aplicar las descargas y continuar con las maniobras de RCP hasta que llegue la ambulancia.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.