Patinetes eléctricos
Patinetes eléctricos de la empresa Lime en Madrid. JORGE PARÍS

Jacoby Stoneking, de 24 años, murió el domingo tras caerse de un patinete eléctrico que había alquilado. El suceso tuvo lugar en Dallas, en Estados Unidos, país que, al igual que España, se encuentra en pleno proceso para regular esta nueva forma de moverse por las ciudades.

La causa de la muerte del joven está aún por determinar. El New York Post cuenta que Jacoby llamó a un amigo tras el accidente para que le enviara un coche que fuera a recogerle y que, cuando el conductor llegó, estaba inconsciente y no respondía.

El chico falleció en el hospital, en el que ingresó con rasguños y moratones, y los primeros indicios apuntan a que en el siniestro no se vio implicado otro vehículo.

Lime, la empresa de alquiler de patinetes eléctricos a la que pertenecía el que Jacoby alquiló, ha lamentado lo ocurrido. "Estamos esperando los resultados de la investigación y cooperaremos completamente con las autoridades", ha señalado un portavoz, según recoge ABC News.

Esta compañía es una de las diez a las que San Francisco negó el jueves pasado el permiso para operar. Sí lo hace en otras ciudades del país como Santa Mónica y es también la que gestiona el servicio de alquiler en ciudades españolas como Madrid.

En España, los Ayuntamientos están comenzando a realizar normativas para poner coto a este nuevo problema, que está generando enfrentamientos entre ciudadanos y numerosas quejas.