La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, le condena también a indemnizar a la Generalitat con 80.000 euros "por los daños causados en los yacimientos y las piezas indebidamente extraídas".

Los Mossos d'Esquadra, que lo detuvieron el 14 de diciembre de 2015 y le imputaron un delito contra el patrimonio histórico, aseguraron entonces que había empezado a vender estos objetos en 2004 y que, desde entonces, había realizado más de 400 transacciones, a través de una conocida página web de subastas, de medallas y monedas, algunas de un valor económico superior a los 1.800 euros.

Consulta aquí más noticias de Lleida.