Un Juzgado de Madrid ha emitido una orden de detención contra el actor Willy Toledo por no acudir a declarar en dos ocasiones tras la denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos por supuesta vejación de los sentimientos religiosos, según informa esta organización. La Asociación denunció ante la Fiscalía unos comentarios ofensivos, difundidos por Willy Toledo a través de Facebook en julio de 2017, que a juicio de esta organización vejaban los sentimientos religiosos.

Tras eludir el actor dos citaciones el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid ha ordenado su detención y puesta a disposición de la justicia para el próximo día 13, concreta la organización denunciante en un comunicado.

Además, Abogados Cristianos anuncia que pedirá al juez que valore la existencia de un delito de odio después de que el actor justificara en televisión que durante la Guerra Civil fusilaron a personas a causa de su fe e incendiaron iglesias porque "algo harían". Recuerda que "son palabras que dijo en directo durante un cara a cara con la presidenta de la asociación en el programa 'Al Rojo Vivo' de La Sexta".

Tras la declaración de Willy Toledo, el juez decidirá sobre la continuación de la instrucción con las pruebas que solicite la Fiscalía y Abogados Cristianos o si procede la apertura de juicio oral.

El origen de la acusación

Willy Toledo escribió un mensaje el pasado 5 de julio en el que llamaba "energúmena" a la titular del juzgado de instrucción 10 de Sevilla por abrir juicio oral contra tres mujeres acusadas de un presunto delito contra los sentimientos religiosos por llevar a cabo "la procesión del coño insumiso", en el que portaron una gran vagina por el centro de la ciudad andaluza.

"Yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso", dijo el actor en su perfil de Facebook. Además, tildó de "represión" la fianza de 3.600 euros acordada por la juez para hacer frente a la multa solicitada por la Asociación de Abogados Cristianos, de doce meses con una cuota diaria de 10 euros, y un euro en concepto de responsabilidad civil.