Se trata de una de las actividades tradicionales en el calendario veraniego pamplonés. Gracias a un convenio suscrito por el Ayuntamiento con la Asociación Banda de Gaiteros de Pamplona y con la Asociación Banda de Txistularis de Pamplona se pueden disfrutar de estos bailables dos días a la semana desde mediados de junio hasta finales de septiembre, con el paréntesis de Sanfermines y las semanas posteriores hasta mitades de agosto.

Quedan todavía seis sesiones, los días 4, 6, 11, 13, 18 y 20 de septiembre. Entre otras, se interpretarán composiciones como pasacalles, pasodobles, polcas o zortzikos, para escuchar y, sobre todo, para bailar, ha destacado el Ayuntamiento en un comunicado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.