Según datos de la Consejería de Comercio, recogidos por Europa Press, podrán pedir las ayudas las asociaciones de comerciantes (compuestas por comerciantes de forma exclusiva o mixtas, es decir, que admitan la presencia de otro tipo de profesionales), sus agrupaciones o federaciones, y Cámaras de Comercio, así como ayuntamientos y entidades de desarrollo promovidas por ellos.

Es requisito para obtener la subvención contratar a tiempo completo, mínimo por el período a subvencionar (un año), del técnico que llevará la oficina. Éste deberá disponer de titulación universitaria superior y la categoría profesional reflejada en su contrato se corresponderá con dicha titulación. Además, hay que presentar un proyecto de actuación que deberá abarcar 12 meses y que al menos tres de ellos tengan lugar en el año de la convocatoria.

Las oficinas deberán estar especializadas en distribución comercial, sus servicios serán gratuitos y entre sus objetivos estarán la sensibilización y difusión de procesos relacionados con la innovación, procesos de calidad y las nuevas tecnologías, impulso de procesos de cooperación horizontal (en entornos urbanos) y vertical (en la cadena de distribución), seguimiento e impulso de procesos de transmisión empresarial y emprendizaje.

También deberán abordar el desarrollo de estrategias vinculadas con una economía sostenible con el patrimonio, la cultura y el medio ambiente, impulso de estrategias de terciario a nivel municipal y/o comercial y desarrollo de acciones generadoras de valor añadido para el público consumidor, orientadas a su vez a alcanzar la fidelidad del público objetivo.

La subvención alcanzará hasta un 86,7% de los costes de contratación durante un año de la persona que cubra el servicio de la oficina. La prestación no podrá superar la cantidad de 38.500 euros por oficina.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.