Ladrones roban en hipermercados de Barcelona por encargo de los comerciantes

  • Detectan delincuentes que hacen de mayoristas con objetos robados.
  • Los Mossos han encontrado listas y libretas de clientes recetadores.
  • Saben como burlar la seguridad.

Los Mossos d'Esquadra han detectado una nueva modalidad de robos en grandes superficies comerciales de Barcelona: los hurtos por encargo.

Los ladrones actúan de distribuidores-mayoristas con clientes fijos (se les llama recetadores). Son comerciantes o vendedores ambulantes que les hacen encargos con los productos que tienen que robar.

Segú han explicado fuentes policiales a 20 minutos, "actuando así nunca se les puede decomisar una gran cantidad de objetos robados" lo que permitiría imputarles un delito y no una falta.

Los ladrones saben bien cuál es la diferencia: los robos no deben superar los 401 euros de valor.

Con apuntes

La policía autonómica se ha incautado de libretas con detalles de los centros comerciales y listas de encargos que tiene que "servir a sus clientes".

Acostumbran a ser cosméticos, perfumes, licores y música. Hasta ahora sólo se ha detenido a un intermediario y a un recetador de Blanes (Girona) que enviaba los cds robados a Madrid, para ser distribuidos por el top manta.

Fuentes policiales aseguran que sólo se podrá enviar a prisión a alguien cuando el juez permita registros policiales a los domicilios particulares.

Las investigaciones todavía en marcha "son muy complejas" porque algunas de las mujeres utilizadas para cometer los hurtos actúan coaccionadas "contra su voluntad".

Un ejemplo son las rumanas que roban obligadas por compatriotas que las han hecho entrar en España de forma ilegal.

Bolsas forradas de hormigón

Estos ladrones aprenden a burlar todos los sistemas de seguridad. De las clásicas bolsas forradas de papel de aluminio para distorsionar los detectores se ha pasado a bolsas de mano hechas con piezas de hormigón para evitar los escáners.

Visten ropa elástica (bañadores modificados) y gabardinas con grandes bolsillos que en un solo robo pueden cargar con hasta 20 botellas de licor.

Otros llevan potentes imanes para sacar los dispositivos de seguridad enganchados a los productos y, los menos sofisticados, aprovechan la distracción de los vigilantes y lanzan las piezas por encima de los detectores para que los recojan sus cómplices.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento