Relojes
Imagen de archivo que muestra la obra 'Zeitfeld', de Klaus Rinke, en Düsseldor (Alemania) EFE/ Maja Hitij

Un 93% de los españoles y el 84% de los ciudadanos europeos que participaron en la consulta pública sobre el cambio de hora en la Unión Europea (UE) se pronunciaron a favor de eliminar esta práctica, según los resultados preliminares de la encuesta publicados este viernes por la Comisión Europea (CE).

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, aseguró este viernes que ha escuchado a los "millones" de ciudadanos que manifestaron su opinión y que próximamente la institución presentará una propuesta legislativa para poner fin a los cambios de hora en la UE.

Los primeros resultados de la consulta, que obtuvo una participación récord con 4,6 millones de respuestas de los 28 Estados miembros, muestran también que más de tres cuartas partes (el 76%) de los encuestados consideran que cambiar la hora dos veces al año es una experiencia "muy negativa" o "negativa".

Los resultados, preliminares

En España, ese porcentaje se elevó a cerca del 90%. Los encuestados aludieron a los efectos negativos en la salud, el aumento de los accidentes de tráfico o la ausencia de ahorro energético como motivos para acabar con esta práctica.

La Comisión, que advirtió de que todos los resultados son preliminares y podrían cambiar, ofreció las tasas de participación en cada Estado miembro en porcentaje de la población nacional.

Así, Alemania fue el país con más participación, con un porcentaje del 3,79%, seguido de Austria (2,94%) y Luxemburgo (1,78%). Los países con menor tasa de participación fueron el Reino Unido (0,02%) y Rumanía e Italia (ambos con un 0,04%). En el caso de España, la tasa fue del 0,19%.

Competencia de cada Estado miembro

El portavoz comunitario Alexander Winterstein dejó claro que imponer un horario en un Estado miembro "será siempre una competencia nacional".

Tras evaluar los datos de la consulta pública, afirmó que los comisarios europeos mantuvieron este viernes una discusión política sobre el asunto y decidieron que se presentará una propuesta "en su debido momento" para modificar la actual legislación de cambio horario.

La propuesta deberá ser debatida en el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE. Preguntado por si Bruselas no teme un caos en una misma franja horaria, en la que unos países pudieran elegir quedarse con el horario de verano y otros con el de invierno, Winterstein dijo: "me sorprendería que el resultado no tuviera sentido para los ciudadanos y las empresas".

Explicó que actualmente en Europa "hay tres zonas horarias en las que los países han escogido diferentes husos". "Lo que vamos a proponer es que desaparezca la restricción de tener que cambiar los relojes en marzo y en octubre cada año", dijo. "Cuando los ciudadanos se expresan hay que tenerlo en cuenta, y eso es exactamente lo que estamos haciendo", concluyó el portavoz.