Gérard Depardieu, uno de los actores franceses más célebres, está bajo investigación en Francia por "violaciones y agresiones sexuales" a raíz de una denuncia recibida el pasado 27 de agosto en Aix-en-Provence (sureste), han informado fuentes judiciales.

"La Fiscalía de París ha encargado a la Policía Judicial la investigación preliminar por los cargos de violaciones y agresiones sexuales", señalaron las mismas fuentes, que no aportaron más detalles.

Depardieu, nacido hace 69 años en Châteauroux (centro de Francia), es conocido por el gran público por filmes como Cyrano de BergeracVidocq o su recurrente papel como Obélix en las películas sobre los famosos personajes de René Goscinny y Albert Uderzo.

El actor, quien dejó de residir en Francia en 2012 enfadado por la alta carga tributaria que pagaba, negó "categóricamente toda agresión sexual y violación", señaló su abogado, Hervé Termime, al canal televisivo BFMTV.

"Gérard Depardieu está conmocionado, esta acusación es lo contrario de lo que él es y lo que respeta", dijo Termime.

Según fuentes judiciales, la Fiscalía de París asumió la investigación el pasado 29 de agosto, después de que la de Aix-en-Provence, donde fue recibida la denuncia, "se desvinculase" de las pesquisas.

"La Fiscalía no hará ningún comentario a esta altura de las investigaciones", indicó la instancia judicial. De momento, se desconoce el lugar de los supuestos hechos y la identidad de la denunciante.

Reacciones en Francia

Según el canal Franceinfo, se trata de una joven actriz y escritora de 22 años quien trabajaba en un proyecto literario sobre una personalidad del cine de la que Depardieu es cercana.

El citado medio tendría información sobre los hechos, que habrían acaecido en la casa del intérprete en la capital gala dado que ambos se conocían previamente.

También reaccionó, en la radio Europe 1, el agente del actor, Bertrand de Labbey, quien aseguró que la joven ha intentado aprovecharse de la notoriedad de su representado.

"Teniendo en cuenta cómo está el patio, se intenta sacar provecho cuando son personas con una gran notoriedad. Conozco muy bien a Gérard, es algo impensable. No parecía nada perturbado. Iba a comenzar a rodar", indicó De Labbey.