Imagen de uno de los trenes sin pasajeros que han circulado en pruebas durante el mes de agosto de cara a la apertura de las estaciones de Foneria y Foc de la L-10 Sud del metro de Barcelona, en la Zona Franca.
Imagen de uno de los trenes sin pasajeros que han circulado en pruebas durante el mes de agosto de cara a la apertura de las estaciones de Foneria y Foc de la L-10 Sud del metro de Barcelona, en la Zona Franca. TMB

Hasta cuatro décadas de reivindicación vecinal por parte de los habitantes del Passeig de la Zona Franca de Barcelona se verán por fin satisfechas el próximo sábado 8 de septiembre con la puesta en funcionamiento de dos de las estaciones de la nueva L-10 Sud del metro, las de Foc y Foneria.

Los barrios de la Marina de Port y del Prat Vermell, como prefieren ser conocidos sus residentes, con más de 30.000 habitantes, han esperado durante 40 años a poderse conectar en suburbano con el resto de la ciudad

A la espera de la tercera parada, la de Motors

Desde la asociación La Marina Viva, una de las más activas del vecindario desde que se creó hace siete años, explican a 20minutos.es que este nuevo y bienvenido revulsivo para la conexión del barrio vía transporte público tiene su cara pero también su cruz.

Daniel Fernández, dinamizador de la entidad, celebra que el metro llegue "por fin" a la zona teniendo en cuenta que, hasta ahora, las paradas más cercanas del suburbano han sido para ellos las de Espanya de la L1 y La Magòria de los Ferrocarrils (FGC).

Aunque Fernández admite, a su vez, que entre la población hay "división de opiniones" porque mientras la gente más mayor ve, de momento, truncada su ilusión de poder trasladarse hasta el centro en metro sin necesidad de transbordo "los más jóvenes se alegran" de que a partir de ahora puedan ir directos en metro hasta Zona Universitària para ir a clase. 

Para llegar a Plaça Catalunya habrá que bajar en la parada de Torrassa (L-9 Sud) y conectar con la L1 mientras que para ir hasta la parte alta de la Diagonal habrá que apearse en Collblanc y esperar en el mismo andén el paso de la L-9 Sud.

Collblanc, Torrassa y Can Tries-Gornal son estaciones compartidas entre la L-10 Sud y la L-9 Sud.

Fernández añade que, a pesar de estar de celebración, la jornada de apertura de las dos nuevas paradas del día 8 servirá para reivindicar que "el metro lo ha ganado la gente del barrio" con su actitud de lucha, la misma que les llevará de ahora en adelante a "reclamar que se abra la tercera parada prometida en el Passeig de la Zona Franca, la de Motors", así como más mejoras en la red de autobuses.

Metro en pruebas y sin pasajeros durante agosto

TMB ha llevado a cabo "satisfactoriamente" durante el mes de agosto pruebas de funcionamiento con convoyes sin pasajeros. El pasado 31 de julio, la Generalitat entregó las instalaciones finalizadas de las dos nuevas estaciones a la operadora de metro.

Tras Foc y Foneria, se procederá a habilitar dos más dentro de la L-10 Sud: Provençana e Ildefons Cerdà. Se espera que ambas puedan entrar en servicio, respectivamente, en febrero y octubre del próximo 2019. La Generalitat tiene prevista una inversión de 37 millones de euros.

La puesta en marcha de Foc y Foneria se ha sufragado con 40 millones de euros que aportó el Ajuntament de Barcelona en 2016. Más incierta es la financiación del tramo central compartido por las líneas L-10 Sud y L-9, que conectará Zona Universitària y La Sagrera, pendiente de la aprobación técnica del crédito de 750 millones de euros solicitado al Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de la pertinente autorización del Estado.

Desde el departament de Territori i Sostenibilitat, el conseller, Damià Calvet, confiaba días atrás en la entrada en servicio progresiva de dicho tramo central entre 2022 y 2025.

Fin a 40 años de lucha popular

Hay que remontarse hasta el año 1971 para encontrar el primer proyecto que hablaba de la llegada del metro a la Marina. Las movilizaciones ciudadanas se sucedieron con mayor o menor intensidad durante todo este tiempo, con manifestaciones en las calles, recogidas de firmas, y con la exhibición de pancartas que reclamaban, sin rodeos, "Metro ya" o "Metro sí, incineradora no".

A pesar de la presión popular ejercida, no fue hasta 2005 cuando la tuneladora hizo su aparición en la zona para trabajar en la línea que ahora se hace realidad. Se abrió entonces un hilo de esperanza para el barrio que se truncó en 2011 cuando la Generalitat tomó la decisión de parar las obras para priorizar la llegada del metro al aeropuerto de El Prat.

Fiesta ciudadana el sábado día 8

La misma tarde del sábado 8 de septiembre, a partir de las 18 horas, el Passeig de la Zona Franca será también la sede de una fiesta ciudadana para celebrar la puesta en marcha de la L-10 Sud. Las entidades del barrio organizarán diversas actividades a la altura de la nueva estación de Foneria. Habrá animación infantil y musical a cargo de la compañía Ambauka y tras la inauguración popular del metro se leerá un manifiesto y se bailará al ritmo de la música electrónica con gralles de la formación Grallioli.

Además, dos espacios expositivos rememorarán la lucha vecinal que ha llevado a cabo la Marina hasta conseguir metro y a las 21 horas se proyectará un video sobre estos 40 años de reivindicaciones. En las estaciones de Foc y Foneria se repartirán billetes especiales gratuitos de dos viajes (uno de ida y otro de vuelta) para que el vecindario pueda probar la nueva infraestructura.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.