Delfín
Delfín PROYECTO HOMBRE

Un delfín en celo ha estado asustando durante varios días a los habitantes y turistas de Landèvennec, un pueblo costero de la Bretaña francesa, al chocarse y frotarse contra ellos. Las autoridades prohibieron bañarse u acercarse a 50 metros de Zafar, el apodo que le pusieron los lugareños, al considerarlo peligroso para los bañistas.

El delfín, de tres metros de largo, llevaba varios meses dando vueltas por la bahía de Brest y hacía las delicias de los turistas y de los niños de la escuela de vela, sin embargo en los últimos días cambió su actitud y llegó a levantar a una mujer con el hocico y e impidió volver a la orilla a otro bañista que tuvo que ser rescatado en un bote.

El cambio de comportamiento podría deberse a que se encuentra en celo. Según explica el periódico Telegraph, los delfines no tienen una época estacional para reproducirse y pueden aparearse en cualquier momento. Además, tienen relaciones sexuales frecuentes y pueden llegar a mostrar un comportamiento sexual hacia otras especies, como el ser humano.

A pesar de que los ataques de delfines son muy poco comunes, los expertos alertaron que podrían causar lesiones graves, aunque sea de forma involuntaria con la aleta, si se sienten amenazados.