Carretilla de paquetería, una de las novedades de la Exposición
Carretilla de paquetería, una de las novedades de la Exposición ASVAFER

Esta edición de la exposición, que se enmarca en el programa oficial de las fiestas de la Virgen de San Lorenzo, abrirá sus puertas a partir del domingo, 1 de septiembre, (aunque la inauguración oficial por parte de autoridades será al mediodía del día siguiente) en la antigua Estación de la Esperanza, lugar habitual en el que se celebra, donde podrá visitarse hasta el día 9.

Este año la exposición, que se abre de 17.30 a 21.00 horas y el 9 de septiembre también de 12.00 a 14.00, tiene varias novedades, según han informado a Europa Press fuentes de la Asociación.

En concreto, se presentará una antigua furgoneta de correo, totalmente restaurada, que se empleaba para comunicar la Estación de Medina del Campo con el centro urbano y el Balneario Palacio de Salinas, que se encuentra a unos cinco kilómetros de la población y, además, servía para transportar el correo. El vehículo, con matrícula VA-839, se empleó entre los años 1920 y 1950.

Por otro lado, se presentará también una carretilla eléctrica de paquetería Fenwick, también restaurada, que se utilizaba para transportar paquetes y sacas de correos por los andenes de la Estación de Valladolid Campo Grande en los años 80 y que más tarde fue transferida a los talleres de Renfe para hace dos años cederse a Asvafer.

Asimismo, se exhibirán el coche de correos P3-3072 y la locomotora eléctrica 7902, cuyo interior también se podrá visitar, con motivo de los 25 años del fin de los trenes postales en España. El último de estos convoyes fue remolcado por una locomotora eléctrica de la misma serie que la que se expone, de la que la Asociación conserva sus dos primeras unidades, construidas en Japón. Estas dos locomotoras fueron las primeras de tecnología japonesa que funcionaron en España.

Otra de las novedades será la recreación, en una de las maquetas históricas, de un horario real de los años 80 en la estación de Valladolid, para lo que se dispondrá su panel de horarios, locuciones, etcétera.

A estas novedades se suman los tradicionales atractivos de la exposición como las múltiples maquetas de diversas escales, algunas de las cuales representan entornos ferroviarios de Valladolid, unos actuales otros ya desaparecidos, como las estaciones del 'Tren Burra'. Asimismo, se muestra un circuito de modelismo tripulado, donde los niños podrán subirse y dar vueltas por el mismo, se abre el museo ferroviario en el que se pueden contemplar diversos objetos históricos relacionados con el ferrocarril y se muestran múltiples fotografías relacionadas con la materia.

La entrada a la exposición, con un donativo de 2,5 euros para mantener y mejor la exposición (para los niños incluye un viaje en el tren del circuito de modelismo tripulado), deberá efectuarse por la calle Lecce o desde el polígono de Argales por la calle de la Azucarera. También es posible el acceso a través de la pasarela peatonal que sustituye al antiguo paso a nivel de la Esperanza.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.