Lazos amarillos
Decenas de lazos amarillos la entrada del parque de la Ciutadella. EP

El juez de guardia de Barcelona ha dejado en libertad con cargos al hombre que fue detenido por la Policía Nacional tras agredir, presuntamente, a una mujer que retiraba lazos amarillos del parque de la Ciutadella junto a su marido y tres sus hijos. Además, se le ha impuesto una orden de alejamiento de 500 metros de la víctima.

El presunto agresor fue detenido esta mañana en la capital catalana acusado de un delito de odio y otro de lesiones, después de que la mujer presentara el pasado martes una denuncia por estos hechos.

Tras su detención esta mañana, el presunto agresor ha permanecido unas horas en la comisaría de la Verneda y ha sido trasladado en un furgón policial al juzgado de guardia de detenidos de la Ciudad de la Justicia que, en la actualidad, corresponde al de instrucción número 16 de Barcelona.

Relato de la denunciante

La denunciante, una mujer española de origen ruso y está casada con un militante de Ciudadanos, asegura que fue agredida por estar retirando del espacio público lazos amarillos, que simbolizan para los independentistas la solidaridad con los presos soberanistas. La denuncia está acompañada del parte médico.

La denunciante afirma que su agresor la hizo caer al suelo en dos ocasiones y posteriormente le fue diagnosticada una desviación del tabique nasal. En un primer momento se informó de que le había roto la nariz.

El relato, facilitado por la formación naranja, recoge que la mujer paseaba con sus tres hijos menores y su marido a las 12.20 horas por la acera del paseo de Pujades cuando ella y su marido retiraron algunos lazos amarillos que había colocados en la verja del parque.

"Extranjera de mierda"

Al verla, un hombre que llevaba a una mujer en silla de ruedas la increpó gritándole que porqué quitaba los lazos, y al advertir que era rusa la llamo "extranjera de mierda" y le pidió que se fuera a su país.

Según la denunciante, el hombre le dio un golpe en el lado derecho de la cara, haciéndola perder el equilibrio y caer al suelo, y al incorporarse se volvió a abalanzar sobre ella dándole puñetazos y tirándola de nuevo.

Tras ser separado de la mujer, el presunto agresor se marchó y fue retenido por agentes de los Mossos d'Esquadra, que interrogaron sobre lo ocurrido tanto a élcomo al matrimonio.

Una ambulancia prestó la primera asistencia a la herida y la trasladó al Hospital del Mar, donde tras practicarle un TAC, se le diagnosticó una desviación del tabique nasal, contusión en el maxilar derecho y pequeñas erosiones ciliares izquierdas. Le fueron pautados analgésicos y reposo en una visita al ambulatorio el día siguiente.

Fuentes policiales explicaron este martes que la denuncia se remitiría al juzgado de guardia al objeto de que se estimase la apertura de una investigación por estos hechos.

Precisamente este miércoles se ha convocado en la capital catalana la concentración 'Por la convivencia y contra la violencia' en apoyo a la mujer, frente al parque donde fue agredida.

Niega motivación política

Fuentes de la Policía autonómica informaron a Efe de que el hombre por su parte formalizó su propia denuncia, en la que niega una motivación política.

El ahora detenido afirmó que había respondido a una agresión previa y que no tuvo un móvil político sino que había reprochado a la pareja que tirara los lazos al suelo ensuciando la vía pública.